Saltar al contenido
Antonio de Mendoza y Pacheco
Portada » En 1535, en la Nueva España, el conquistador español Antonio de Mendoza y Pacheco es nombrado Virrey.

En 1535, en la Nueva España, el conquistador español Antonio de Mendoza y Pacheco es nombrado Virrey.

Antonio de Mendoza y Pacheco, un destacado político y militar español, nació en Mondéjar entre 1490 y 1493. Fue nombrado primer virrey de la Nueva España en 1535, desempeñando además el cargo de Gobernador y Presidente de la Real Audiencia de México. A su llegada a la Nueva España, enfrentó la resistencia de Hernán Cortés, quien finalmente se subordinó a su autoridad.

Uno de sus primeros actos como virrey fue someter a juicio de residencia al Gobernador del Reino de la Nueva Galicia, Nuño Beltrán de Guzmán, por corrupción y maltrato a los naturales. Durante su mandato, enfrentó una conspiración de esclavos negros en 1537 y una sublevación de los indios caxcanes y chichimecas en 1541, conocida como la guerra del Mixtón.

Mendoza llevó a cabo numerosas obras importantes durante su gobierno en la Nueva España. Fundó la Casa de la Moneda en la Ciudad de México en 1535, donde se empezaron a acuñar monedas de plata y cobre. También estableció la primera imprenta de América en 1539, publicando el primer libro americano, la Breve y compendiosa Doctrina Christiana en lengua mexicana y castellana del obispo de México Juan de Zumárraga.

Además, Mendoza apoyó varios viajes de exploración, como los de Hernán Cortés, fray Marcos de Niza y Francisco Vázquez de Coronado, que resultaron en el descubrimiento de nuevos territorios en América del Norte. También fundó el colegio Imperial de Santa Cruz de Tlatelolco y otras instituciones educativas destinadas a la educación de los indígenas.

Durante su mandato, Mendoza inició numerosas obras públicas en la Ciudad de México y fundó varias ciudades en el territorio de la Nueva España, como Valladolid (hoy Morelia) en 1541. Además, promulgó ordenanzas para garantizar un buen trato a los nativos y se dedicó a la explotación de las minas de Zacatecas a partir de 1548.

Después de quince años como virrey de la Nueva España, Mendoza fue nombrado segundo virrey del Perú en 1551. Sin embargo, su mandato en el Perú duró solo diez meses debido a su mala salud. A pesar de ello, dejó un legado duradero en ambas regiones, siendo recordado como un gobernante eficaz y visionario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te puede interesar...

  • La Noche Toledana
    La Noche Toledana

    Hoy quiero compartir con ustedes una leyenda oscura y sangrienta que ocurrió en la hermosa ciudad de Toledo, en el actual Paseo de San Cristóbal. Esta leyenda es conocida como «La …

    La Leyenda del Crimen de MariCuchilla
    La Leyenda del Crimen de MariCuchilla

    En el día de hoy, les contaremos una historia escalofriante que ha aterrorizado a muchas generaciones en Oviedo. Se trata de la leyenda de Maricuchilla, una joven misteriosa y herm…

    La leyenda del Cazador Maldito
    La leyenda del Cazador Maldito

    Les contaré una historia llena de misterio y condena eterna. Se trata de la historia del Ehiztari beltza, La leyenda del Cazador Maldito. Según el antropólogo Julio Caro Baroja se …

    Los Almendros de Medina Azahara
    Los Almendros de Medina Azahara

    Hace muchos siglos, cuando España todavía era Al-Ándalus, existía una ciudad palatina como ninguna otra, construida por el poderoso califa Abderramán III, una ciudad que bien …

    Pedro El Cruel y el Candilejo de Sevilla
    Pedro El Cruel y el Candilejo de Sevilla

    En el día de hoy, les traemos una de las historias más comentadas y conocidas, se trata de la leyenda del Candilejo de Sevilla. Resulta, que en la ciudad de Sevilla, allá por el si…

    La Leyenda de la Cruz de Caravaca
    La Leyenda de la Cruz de Caravaca

    Hoy hablaremos sobre la famosa Leyenda de la Cruz de Caravaca, un símbolo lleno de poder y protección que ha sido objeto de fascinantes historias a lo largo del tiempo. Cuenta la h…

  • No puedes copiar el contenido de esta página