Saltar al contenido
Batalla de Valencia
Portada » En 1808, las fuerzas española derrotan a las francesas en la Primera Batalla de Valencia de la Guerra de la Independencia Española.

En 1808, las fuerzas española derrotan a las francesas en la Primera Batalla de Valencia de la Guerra de la Independencia Española.

En 1808, la Primera Batalla de Valencia se erigió como un hito crucial en la Guerra de la Independencia Española. Este enfrentamiento, que tuvo lugar el 28 de junio de 1808 en la ciudad de Valencia, supuso una importante victoria para las fuerzas españolas contra las tropas francesas, reforzando la resistencia nacional contra la invasión napoleónica.

Antecedentes

A principios del siglo XIX, Valencia, con una población de 80,000 habitantes, era la tercera ciudad más grande de España. Su economía se sustentaba en la producción de tejidos de seda, cerámica y la agricultura de la huerta circundante. La ciudad también contaba con un puerto, una universidad y una guarnición militar.

El Tratado de Fontainebleau, firmado el 28 de octubre de 1807, permitía a las tropas francesas atravesar España para invadir Portugal. Sin embargo, en febrero y marzo de 1808, otros cuerpos de ejército francés ocuparon varias ciudades españolas sin autorización, lo que generó alarma entre la población y la corte española. Esto culminó en el Motín de Aranjuez el 19 de marzo de 1808, donde el rey Carlos IV abdicó en favor de su hijo Fernando VII. Posteriormente, el 2 de mayo de 1808, las fuerzas francesas, lideradas por el mariscal Joaquín Murat, sofocaron una revuelta en Madrid.

El Inicio de la Insurrección

La abdicación forzada de Fernando VII en Bayona y la imposición de José I Bonaparte como rey de España provocaron una serie de levantamientos en toda España en nombre de Fernando VII. En Valencia, el «Crit del Palleter» el 23 de mayo de 1808 marcó el inicio de la insurrección contra los franceses. La Junta Suprema de Valencia se formó el 25 de mayo, encabezada por el conde de la Conquista, y comenzó a organizar la defensa de la ciudad.

La Amenaza Francesa

En respuesta a las sublevaciones, el mando francés envió al mariscal Moncey hacia Valencia. Moncey, un veterano de guerra, comandaba una fuerza de 10,000 soldados con la misión de sofocar la insurrección. Mientras tanto, las fuerzas españolas, lideradas por el coronel Pedro Adorno y el general Pedro González-Llamas, se prepararon para defender la ciudad bloqueando rutas estratégicas y fortificando posiciones.

Los Combates Previos

El avance de Moncey fue marcado por una serie de combates, incluyendo el enfrentamiento en el puente del Pajazo y las Cabrillas, donde las fuerzas francesas lograron abrirse paso. Sin embargo, la resistencia española consiguió retrasar su avance. En el combate de la ermita de San Onofre, el brigadier Felipe de Saint March dirigió con éxito la defensa, obligando a Moncey a replantear su estrategia.

La Batalla de Valencia

El 28 de junio de 1808, Moncey lanzó un ataque decisivo contra la ciudad de Valencia. A pesar de contar con una artillería superior y una fuerza bien entrenada, las defensas españolas, compuestas por soldados regulares y milicianos, resistieron con determinación. Las Torres de Quart, defendidas por el barón de Petrés y otros valientes combatientes, se convirtieron en el epicentro de una feroz batalla.

El conde de Romrée, con una fuerza de 1,000 hombres, realizó un ataque sorpresa desde Campanar, causando desorden en las filas francesas. Aunque finalmente debieron replegarse, este ataque permitió a las defensas de Valencia rechazar los asaltos franceses.

Consecuencias y Significado

La victoria en la Primera Batalla de Valencia fue un gran impulso para la moral de las fuerzas españolas y un golpe significativo para los franceses. Las bajas francesas fueron considerables, y Moncey se vio obligado a retirarse hacia el sur para evitar ser rodeado y aniquilado.

Este triunfo contribuyó a la formación de una Junta Central en Aranjuez, que unificó el esfuerzo contra la invasión francesa. Aunque la guerra continuaría por varios años más, la resistencia en Valencia demostró que la población española estaba decidida a luchar por su independencia.

La Primera Batalla de Valencia es recordada como un símbolo de la resistencia española y un ejemplo de valor y determinación en la lucha contra la opresión extranjera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No puedes copiar el contenido de esta página