Saltar al contenido
Portada » El entierro del conde de Orgaz

El entierro del conde de Orgaz

El entierro del conde de Orgaz

La leyenda del «Entierro del Conde Orgaz» es una historia que envuelve a uno de los cuadros más famosos y reconocidos de la ciudad de Toledo. Esta pintura maestra fue creada por el célebre pintor español El Greco, cuyo nombre real era Doménikos Theotokópoulos, en el siglo XVI.

La leyenda comienza con la figura del Conde Orgaz, un noble y devoto caballero que vivía en Toledo durante el siglo XIV. Según la tradición, el Conde Orgaz era un hombre sumamente generoso, amado y respetado por su comunidad. Su vida estuvo llena de actos de bondad y caridad, siempre ayudando a los más necesitados y brindando apoyo a los menos afortunados.

Un día, el Conde Orgaz falleció repentinamente, dejando a todo el pueblo sumido en la tristeza y el pesar. Su muerte fue una gran pérdida para la ciudad de Toledo, que admiraba y valoraba enormemente al noble caballero.

El Greco, fascinado por la historia y la reputación del Conde Orgaz, decidió inmortalizar su memoria en una pintura monumental. El resultado fue el famoso cuadro que conocemos hoy en día como «El Entierro del Conde Orgaz».

La obra representa la escena del entierro del conde en la iglesia de Santo Tomé, situada en Toledo. En la parte inferior del cuadro, se muestra a un grupo de personas que están llevando el cuerpo del Conde Orgaz hacia su sepultura. Entre ellos se encuentran personajes históricos y contemporáneos, así como figuras angelicales que descienden del cielo.

Sin embargo, lo más intrigante de este cuadro es la presencia de dos figuras en la parte superior. Según la leyenda, estas figuras son San Esteban y San Agustín, quienes aparecen descendiendo del cielo para asistir al entierro del Conde Orgaz. San Esteban era el patrón de la iglesia de Santo Tomé, mientras que San Agustín era considerado el santo patrón de los difuntos.

La leyenda cuenta que, durante el entierro, se produjo un hecho milagroso. Cuando los portadores del féretro se encontraban a punto de depositar el cuerpo del Conde Orgaz en su tumba, las figuras de San Esteban y San Agustín bajaron del cielo y, con su poder divino, levantaron el cuerpo del noble caballero para colocarlo en su lugar final.

Este acontecimiento sobrenatural dejó atónitos a todos los presentes, quienes interpretaron este suceso como una señal divina que confirmaba la santidad y la virtud del Conde Orgaz. La noticia del milagro se extendió rápidamente por toda la ciudad de Toledo, y el Conde Orgaz pasó a ser venerado como un santo.

El Greco, al plasmar esta leyenda en su cuadro, quiso transmitir la devoción y admiración que sentía hacia el Conde Orgaz. A través de su técnica característica, con pinceladas expresivas y colores vibrantes, el pintor logró capturar la emotividad y la espiritualidad del momento, otorgando a la obra una sensación de trascendencia y misticismo.

Desde entonces, el cuadro del «Entierro del Conde Orgaz» se convirtió en un tesoro invaluable de Toledo. Es admirado tanto por su calidad artística como por la leyenda que lo rodea. Cada año, miles de turistas y amantes del arte acuden a la iglesia de Santo Tomé para contemplar esta magnífica obra y dejarse llevar por la historia que encierra.

La leyenda del «Entierro del Conde Orgaz» ha perdurado a lo largo de los siglos, transmitiéndose de generación en generación. Es un relato que evoca la importancia de la generosidad, la caridad y la virtud en la vida de las personas. El Conde Orgaz se convirtió en un símbolo de nobleza y entrega desinteresada, y su historia sirve como inspiración para todos aquellos que buscan seguir su ejemplo.

Más allá de la leyenda, el cuadro de El Greco se ha convertido en un ícono del arte español. Su estilo único, caracterizado por las figuras alargadas, los colores intensos y los gestos expresivos, ha dejado una marca imborrable en la historia del arte. El «Entierro del Conde Orgaz» es considerado una de las obras maestras del Renacimiento español y ha influido en numerosos artistas a lo largo de los siglos.

En definitiva, la leyenda del «Entierro del Conde Orgaz» de Toledo es un relato fascinante que combina la historia, la devoción y la admiración por la virtud. A través de la pintura magistral de El Greco, esta historia ha perdurado en el tiempo, cautivando a quienes tienen el privilegio de contemplarla. El cuadro y la leyenda se entrelazan, creando una experiencia única que nos transporta a un pasado lleno de misterio y espiritualidad.

Espero que os haya gustado esta leyenda! os recomiendo que hagáis la visita a la iglesia de Santo Tomé ya que merece la pena pagar la entrada únicamente por ver esta obra de casi cinco metros de alto y que data de los años 1586 y 1588.

Te dejamos el capitulo del podcast para que disfrutes de esta leyenda.

Te puede interesar…

La Cueva de Hércules
La Cueva de Hércules

Una de las leyendas más famosas de la ciudad de Toledo es la leyenda de La Cueva de Hércules. Según …

La Casa del Greco
La Casa del Greco

La ciudad de Toledo, situada en el centro de España, es conocida por su rica historia y por ser uno …

La leyenda del Hombre Pez
La leyenda del Hombre Pez

La ciudad de Cuenca, en España, es conocida por su rica historia y sus monumentos impresionantes, in…

La Virgen de Covadonga
La Virgen de Covadonga

La Cueva de Covadonga es una gruta natural ubicada en el parque nacional de los Picos de Europa, en …

La Casa de las Conchas
La Casa de las Conchas

El mito popular de la calavera de la Casa de las Conchas es una de las historias más conocidas y con…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No puedes copiar el contenido de esta página