Saltar al contenido
tercera república francesa
Portada » En 1870, Napoleón Bonaparte es depuesto por la fuerza y se proclama la Tercera República

En 1870, Napoleón Bonaparte es depuesto por la fuerza y se proclama la Tercera República

El 4 de septiembre de 1870, un evento trascendental sacudió la política francesa y europea: la deposición de Napoleón III y la proclamación de la Tercera República Francesa. Este acontecimiento marcó el fin del Segundo Imperio Francés y fue el resultado de una serie de eventos tumultuosos, incluyendo la Batalla de Sedán y la captura del emperador Napoleón III por parte de Otto Von Bismarck y el ejército prusiano.

El Segundo Imperio Francés, liderado por Napoleón III, había sido establecido en 1852 después de un golpe de Estado que puso fin a la Segunda República. Durante su reinado, Napoleón III buscó expandir la influencia de Francia en Europa y más allá. Sin embargo, su ambición lo llevó a enfrentarse a Prusia (la actual Alemania) en la Guerra Franco-Prusiana en 1870. Esta guerra resultó en una serie de derrotas para Francia, incluida la crucial Batalla de Sedán el 1 de septiembre de 1870.

En Sedán, las fuerzas prusianas lideradas por Otto Von Bismarck lograron una victoria contundente sobre el ejército francés. Napoleón III fue capturado, lo que marcó un punto de inflexión en la guerra. Con la noticia de la derrota y la captura de su líder, la población parisina se levantó en contra del régimen imperial. El 4 de septiembre de 1870, un grupo de republicanos proclamó la Tercera República en París, poniendo fin al Segundo Imperio.

La Tercera República Francesa se caracterizó por ser un período de inestabilidad política y cambios frecuentes en el gobierno. Sin embargo, también fue un período de importantes reformas y transformaciones en la sociedad francesa, incluyendo avances en la educación, la secularización y la expansión de la democracia. La república sobrevivió a desafíos internos y externos, incluyendo la Comuna de París en 1871 y las tensiones con Prusia.

En última instancia, la proclamación de la Tercera República marcó el comienzo de una nueva era en la historia de Francia, con importantes implicaciones políticas y sociales. El Segundo Imperio había llegado a su fin, y el país emprendió un camino hacia la consolidación de sus instituciones republicanas y su desarrollo como una potencia moderna en Europa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te puede interesar...

  • La Leyenda del Crimen de MariCuchilla
    La Leyenda del Crimen de MariCuchilla

    En el día de hoy, les contaremos una historia escalofriante que ha aterrorizado a muchas generaciones en Oviedo. Se trata de la leyenda de Maricuchilla, una joven misteriosa y herm…

    La leyenda del Cazador Maldito
    La leyenda del Cazador Maldito

    Les contaré una historia llena de misterio y condena eterna. Se trata de la historia del Ehiztari beltza, La leyenda del Cazador Maldito. Según el antropólogo Julio Caro Baroja se …

    Los Almendros de Medina Azahara
    Los Almendros de Medina Azahara

    Hace muchos siglos, cuando España todavía era Al-Ándalus, existía una ciudad palatina como ninguna otra, construida por el poderoso califa Abderramán III, una ciudad que bien …

    Pedro El Cruel y el Candilejo de Sevilla
    Pedro El Cruel y el Candilejo de Sevilla

    En el día de hoy, les traemos una de las historias más comentadas y conocidas, se trata de la leyenda del Candilejo de Sevilla. Resulta, que en la ciudad de Sevilla, allá por el si…

    La Leyenda de la Cruz de Caravaca
    La Leyenda de la Cruz de Caravaca

    Hoy hablaremos sobre la famosa Leyenda de la Cruz de Caravaca, un símbolo lleno de poder y protección que ha sido objeto de fascinantes historias a lo largo del tiempo. Cuenta la h…

    La casa del Dragon
    La Casa del Dragon y Wilfredo

    La Casa del Dragon y Wilfredo, es una historia fascinante que nos transportará a tiempos pasados, donde valientes guerreros luchaban contra temibles dragones. Esta leyenda ha …

  • No puedes copiar el contenido de esta página