Saltar al contenido
primera proyección cinematográfica
Portada » En 1896, se produce la primera proyección cinematográfica en España

En 1896, se produce la primera proyección cinematográfica en España

A finales del siglo XIX, España se encontraba en una situación desfavorable: había perdido todas sus colonias en América y Asia, sus exportaciones eran limitadas, el índice de alfabetización rondaba el 50%, y su tasa de natalidad era inferior a la de otros países vecinos. A pesar de estas circunstancias, el surgimiento del cine en el país siguió una trayectoria similar a la de otros lugares de Europa.

La primera exhibición pública del cinematógrafo tuvo lugar en Madrid el 14 de mayo de 1896, gracias a Alexandre Promio, un joven francés de 25 años enviado por los hermanos Lumiére. La función tenía un costo de una peseta y resultó un éxito rotundo. El cine llegó para quedarse y se perfilaba como un negocio rentable.

En 1897, se realizó «Riña en un café», considerada la primera película española, bajo la dirección de Fructuós Gelabert. Durante la primera década del siglo XX, el cine se inspiró en los dramas teatrales nacionales. Gelabert, Ricard de Baños y Segundo de Chomón (dedicado al cine fantástico) fueron pioneros en el cine español. Los tres optaron por trabajar en Barcelona, convirtiendo a la ciudad en el epicentro del cine español durante dos décadas.

Durante la Primera Guerra Mundial, España vivió una especie de «época de oro» para la industria cinematográfica, con 28 productoras que realizaron 242 películas, incluyendo 77 documentales.

A principios de los años veinte, ciudades como Valencia y Bilbao tomaron relevancia en la industria cinematográfica. Sin embargo, en 1923, Miguel Primo de Rivera llegó al poder, impactando en la industria del cine. Madrid asumió un papel protagonista en reemplazo de otras ciudades. Durante esta época, los géneros cinematográficos estaban fuertemente influenciados por el folclore y la cultura popular, destacando películas como «Paloma» (1921), «La casa de la Troya» (1925) y «La aldea maldita» (1930), dirigidas por Florián Rey. Estas películas capturaron elementos autóctonos de España y contribuyeron a la construcción de una identidad cinematográfica nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te puede interesar...

  • La Noche Toledana
    La Noche Toledana

    Hoy quiero compartir con ustedes una leyenda oscura y sangrienta que ocurrió en la hermosa ciudad de Toledo, en el actual Paseo de San Cristóbal. Esta leyenda es conocida como «La …

    La Leyenda del Crimen de MariCuchilla
    La Leyenda del Crimen de MariCuchilla

    En el día de hoy, les contaremos una historia escalofriante que ha aterrorizado a muchas generaciones en Oviedo. Se trata de la leyenda de Maricuchilla, una joven misteriosa y herm…

    La leyenda del Cazador Maldito
    La leyenda del Cazador Maldito

    Les contaré una historia llena de misterio y condena eterna. Se trata de la historia del Ehiztari beltza, La leyenda del Cazador Maldito. Según el antropólogo Julio Caro Baroja se …

    Los Almendros de Medina Azahara
    Los Almendros de Medina Azahara

    Hace muchos siglos, cuando España todavía era Al-Ándalus, existía una ciudad palatina como ninguna otra, construida por el poderoso califa Abderramán III, una ciudad que bien …

    Pedro El Cruel y el Candilejo de Sevilla
    Pedro El Cruel y el Candilejo de Sevilla

    En el día de hoy, les traemos una de las historias más comentadas y conocidas, se trata de la leyenda del Candilejo de Sevilla. Resulta, que en la ciudad de Sevilla, allá por el si…

    La Leyenda de la Cruz de Caravaca
    La Leyenda de la Cruz de Caravaca

    Hoy hablaremos sobre la famosa Leyenda de la Cruz de Caravaca, un símbolo lleno de poder y protección que ha sido objeto de fascinantes historias a lo largo del tiempo. Cuenta la h…

  • No puedes copiar el contenido de esta página