Saltar al contenido
Guerra del Asiento
Portada » En 1739 Robert Walpole, primer ministro británico, declara a España la que se conocería como Guerra del Asiento.

En 1739 Robert Walpole, primer ministro británico, declara a España la que se conocería como Guerra del Asiento.

En 1739, Robert Walpole, quien se desempeñaba como el primer ministro británico, declaró a España en lo que se conocería como la «Guerra del Asiento». Este episodio histórico, aunque menos conocido que otros conflictos, tuvo un impacto significativo en las relaciones internacionales de la época y en el comercio colonial entre ambas naciones.

El conflicto se originó en una disputa sobre el comercio de esclavos y el llamado «asiento», que se refería al permiso otorgado a una nación para comerciar con esclavos en las colonias españolas en América. El comercio de esclavos era una parte esencial de la economía colonial de la época, y el asiento era un activo muy valioso.

La raíz del conflicto se encuentra en el Tratado de Utrecht de 1713, que puso fin a la Guerra de Sucesión Española. Según los términos de este tratado, Gran Bretaña obtuvo el derecho al asiento, lo que permitía el comercio de esclavos con las colonias españolas en América. Sin embargo, en 1731, España trató de revocar este permiso, lo que llevó a tensiones crecientes entre ambas naciones.

La declaración de guerra por parte de Walpole en 1739 fue, en gran medida, una respuesta a las acciones de España para limitar el comercio británico de esclavos. Además, el contexto internacional desempeñó un papel importante, ya que la Guerra del Asiento coincidió con otros conflictos europeos, como la Guerra del Oído de Jenkins y la Guerra del Asiento de la Reina Ana, que involucraban a diversas potencias europeas en disputas coloniales.

La Guerra del Asiento se libró principalmente en el Caribe y en las aguas circundantes, y aunque no fue una guerra a gran escala en comparación con otros conflictos de la época, tuvo importantes implicaciones para el comercio y las colonias de ambas naciones. La guerra finalmente concluyó en 1748 con el Tratado de Aquisgrán, que restableció el asiento para Gran Bretaña y puso fin a las hostilidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te puede interesar...

  • La Leyenda del Crimen de MariCuchilla
    La Leyenda del Crimen de MariCuchilla

    En el día de hoy, les contaremos una historia escalofriante que ha aterrorizado a muchas generaciones en Oviedo. Se trata de la leyenda de Maricuchilla, una joven misteriosa y herm…

    La leyenda del Cazador Maldito
    La leyenda del Cazador Maldito

    Les contaré una historia llena de misterio y condena eterna. Se trata de la historia del Ehiztari beltza, La leyenda del Cazador Maldito. Según el antropólogo Julio Caro Baroja se …

    Los Almendros de Medina Azahara
    Los Almendros de Medina Azahara

    Hace muchos siglos, cuando España todavía era Al-Ándalus, existía una ciudad palatina como ninguna otra, construida por el poderoso califa Abderramán III, una ciudad que bien …

    Pedro El Cruel y el Candilejo de Sevilla
    Pedro El Cruel y el Candilejo de Sevilla

    En el día de hoy, les traemos una de las historias más comentadas y conocidas, se trata de la leyenda del Candilejo de Sevilla. Resulta, que en la ciudad de Sevilla, allá por el si…

    La Leyenda de la Cruz de Caravaca
    La Leyenda de la Cruz de Caravaca

    Hoy hablaremos sobre la famosa Leyenda de la Cruz de Caravaca, un símbolo lleno de poder y protección que ha sido objeto de fascinantes historias a lo largo del tiempo. Cuenta la h…

    La casa del Dragon
    La Casa del Dragon y Wilfredo

    La Casa del Dragon y Wilfredo, es una historia fascinante que nos transportará a tiempos pasados, donde valientes guerreros luchaban contra temibles dragones. Esta leyenda ha …