Saltar al contenido
Portada » Guillem de Cabestany

Guillem de Cabestany

Guillem de Cabestany

Guillem de Cabestany era un caballero de la comarca del Rosellón, limitando con Cataluña y Narbona. Era un hombre apuesto y muy hábil en las armas, la cortesía y el servicio. En su comarca vivía una dama llamada Saurimonda, esposa de Ramon de Castell Rosselló, un hombre noble y rico pero malvado, feroz y orgulloso. Guillem de Cabestany amaba a la dama y cantaba y componía canciones sobre ella. La joven y hermosa dama también lo amaba más que a nada en el mundo. Pero Ramon de Castell Rosselló se enteró de la situación y, celoso y airado, mandó encerrar a su esposa.

Un día, Ramon de Castell Rosselló encontró a Guillem de Cabestany paseando con poca compañía y lo mató, sacando su corazón y cortando su cabeza. Luego hizo asar el corazón con pimienta y se lo dio a su esposa para comer. Cuando la dama preguntó qué era aquello que había comido, Ramon le reveló que era el corazón de Guillem de Cabestany. Para hacerla creer, trajo la cabeza del caballero ante ella. La mujer, al ver y oír esto, perdió la vista y el oído. Cuando recobró la conciencia, dijo que nunca jamás comería otra carne igual de sabrosa.

Al escuchar esto, Ramon de Castell Rosselló corrió con su espada para golpearla, pero la mujer corrió hacia un balcón y se lanzó, muriendo así. La noticia de la traición, la muerte de Guillem de Cabestany y la dama corrió por todo el Rosellón y Cataluña. La tristeza se extendió por todas las comarcas y llegó a oídos del rey de Aragón, señor de Ramon de Castell Rosselló y Guillem de Cabestany. El rey fue a Perpiñán, al Rosellón, y ordenó la captura de Ramon de Castell Rosselló, destruyendo todos sus castillos y tomando todo lo que tenía. Los restos de Guillem de Cabestany y la dama fueron llevados a Perpiñán y colocados en un monumento ante la puerta de la iglesia, donde se contó cómo habían muerto. El rey ordenó que todos los años, los caballeros y las damas celebraran su aniversario en todo el condado del Rosellón. Ramon de Castell Rosselló murió en prisión del rey.

La evidencia de que esta vida es falsa se encuentra en los registros históricos de la época. Según documentos, Saurimonda, viuda de Ramón de Castell-Rosselló, contrajo matrimonio nuevamente en 1210, mientras que Guillem de Cabestany aparece en Navas de Tolosa en 1212. Además, el rey Alfonso I, mencionado en versiones más extensas de la historia, había fallecido un año antes del matrimonio de Saurimonda con Ramón de Castell-Rosselló en 1197, aunque el debate sobre su existencia esta muy discutido.

Espero que os haya gustado esta historia! se extendió mucho gracias a los trovadores catalanes de la época, no dejes de leer otros mitos y leyendas!

Te dejamos el capitulo del podcast para que disfrutes de esta leyenda.

Te puede interesar…

La Cueva de Hércules
La Cueva de Hércules

Una de las leyendas más famosas de la ciudad de Toledo es la leyenda de La Cueva de Hércules. Según …

La Casa del Greco
La Casa del Greco

La ciudad de Toledo, situada en el centro de España, es conocida por su rica historia y por ser uno …

La leyenda del Hombre Pez
La leyenda del Hombre Pez

La ciudad de Cuenca, en España, es conocida por su rica historia y sus monumentos impresionantes, in…

La Virgen de Covadonga
La Virgen de Covadonga

La Cueva de Covadonga es una gruta natural ubicada en el parque nacional de los Picos de Europa, en …

La Casa de las Conchas
La Casa de las Conchas

El mito popular de la calavera de la Casa de las Conchas es una de las historias más conocidas y con…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *