Saltar al contenido
Portada » Los Amantes de Teruel

Los Amantes de Teruel

Los Amantes de Teruel

Seguro que has escuchado mil veces hablar sobre los amantes de Teruel pero no conoces su leyenda, hoy te la voy a contar, y es que se dice que había una vez, en Teruel, durante el siglo XIII, un mercader rico que tenía una hija muy hermosa. La chica se llamaba Isabel de Segura, y un día se encontró con un chico pobre pero honrado llamado Juan de Marcilla en el mercado, y se enamoraron perdidamente. Los jóvenes se amaban con locura. Juan le confesó que deseaba desposarla, y ella respondió que sentía lo mismo, pero que nunca lo haría sin la aprobación de sus padres. Desafortunadamente, a pesar de las buenas cualidades de Juan Marcilla, no poseía riquezas ni propiedades. Juan le dijo a la doncella que si ella estaba dispuesta a esperar cinco años, él estaría dispuesto a salir en busca de fortuna para ganar dinero y hacerse merecedor de su matrimonio. Ella le prometió que así lo haría.

Luchando en la Reconquista, Juan logró ganar cien mil sueldos después de cinco años. Durante ese tiempo, Isabel fue presionada por su padre para que se casara. Sin embargo, ella logró evitarlo diciendo que había hecho un voto de virginidad hasta los veinte años y sosteniendo que las mujeres no debían casarse hasta que pudieran y supieran administrar su hogar. Después de cinco años, su padre le dijo: «Hija, quiero que te cases». Isabel, viendo que el plazo de cinco años estaba a punto de terminar y que Juan no aparecía ni daba señales de vida, terminó creyendo que estaba muerto. En ese mismo día, su padre organizó una boda con un pretendiente adinerado. Sin embargo, esa misma noche, Juan de Marcilla regresó después de haber enfrentado todo tipo de contratiempos.

Juan logró entrar sin ser visto a la habitación donde dormían los recién casados y despertó suavemente a Isabel, rogándole: «Bésame, que me muero». Ella, apenada, le respondió: «Espero que Dios me perdone si falto a mi marido. Por favor, busca a otra persona, ya que si no complació a Dios, tampoco me complacerá a mí». Él dijo nuevamente: «Bésame, que me muero». Ella respondió: «No quiero». Entonces, él cayó muerto.

Isabel, que veía la habitación tan iluminada como si fuera de día, comenzó a temblar y despertó a su esposo, diciéndole que roncaba tan fuerte que le daba miedo, y le pidió que le contara algo. Él le contó una broma. Isabel dijo que quería contar otra. Y le contó lo que había sucedido y cómo Juan murió con un suspiro. Su esposo exclamó: «¡Oh, malvada! ¿Por qué no lo besaste?». Ella respondió: «Porque no quiero faltarle a mi esposo». Él dijo: «Verdaderamente, eres digna de elogio». Lleno de angustia, se levantó y no sabía qué hacer. Decía: «Si la gente se entera de que murió aquí, pensarán que yo lo he matado y me meteré en un gran problema». Acordaron hacer un esfuerzo y llevaron el cuerpo a casa de su padre. Lo hicieron con mucho cuidado y nadie los escuchó. A Isabel le vino a la mente cuánto la amaba Juan y todo lo que había hecho por ella, y cómo él murió porque ella se negó a besarlo. Decidió ir a besarlo antes de que lo enterraran, y se dirigió a la iglesia de San Pedro, donde lo tenían. Las mujeres honradas se levantaron por ella. A ella no le importaba nada más que ir hacia el muerto. Apartó el sudario y le dio un beso tan fuerte que ella misma murió allí. La gente que vio que ella, que no era pariente, yacía sobre el muerto, fue a decirle que se levantara, pero vieron que estaba muerta. El esposo les contó a todos lo que ella le había contado. Decidieron enterrarlos juntos en una misma tumba para siempre.

En 1533, en la Iglesia de San Pedro de Teruel, se encontraron dos momias debajo del suelo de la capilla de los Santos Cosme y Damián, y se supuso que pertenecían a los legendarios amantes, aunque no se pudo comprobar su veracidad. La capilla donde se encontraron recibió el nombre de Capilla de los Amantes y, en 1955, debido a su popularidad entre los turistas, las momias fueron trasladadas a dos sarcófagos nuevos tallados en alabastro por Juan de Ávalos.

Te dejamos el capitulo del podcast para que disfrutes de esta leyenda.

Te puede interesar…

La Cueva de Hércules
La Cueva de Hércules

Una de las leyendas más famosas de la ciudad de Toledo es la leyenda de La Cueva de Hércules. Según …

La Casa del Greco
La Casa del Greco

La ciudad de Toledo, situada en el centro de España, es conocida por su rica historia y por ser uno …

La leyenda del Hombre Pez
La leyenda del Hombre Pez

La ciudad de Cuenca, en España, es conocida por su rica historia y sus monumentos impresionantes, in…

La Virgen de Covadonga
La Virgen de Covadonga

La Cueva de Covadonga es una gruta natural ubicada en el parque nacional de los Picos de Europa, en …

La Casa de las Conchas
La Casa de las Conchas

El mito popular de la calavera de la Casa de las Conchas es una de las historias más conocidas y con…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No puedes copiar el contenido de esta página