Saltar al contenido
Lucero El tenebroso oficia un auto de fe
Portada » En 1504: En Córdoba, el inquisidor Lucero El tenebroso oficia un auto de fe en las afueras de la ciudad, en el que son juzgadas 267 personas, de las cuales 107 son quemadas vivas.

En 1504: En Córdoba, el inquisidor Lucero El tenebroso oficia un auto de fe en las afueras de la ciudad, en el que son juzgadas 267 personas, de las cuales 107 son quemadas vivas.

En el año 1504, en Córdoba, el inquisidor Lucero, también conocido como «El Tenebroso,» ofició un auto de fe que pasaría a la historia como uno de los eventos más sombríos y siniestros de la Inquisición española. Este inquisidor, cuyo nombre completo era Diego Rodríguez de Lucero, llevó a cabo un juicio masivo en las afueras de la ciudad, donde 267 personas fueron juzgadas, y lamentablemente, 107 de ellas fueron condenadas y quemadas vivas en la hoguera. Este auto de fe de 1504 es considerado hoy en día como el mayor de la historia de la Inquisición.

Diego Rodríguez de Lucero nació en Moguer y provenía de una familia con fuertes lazos eclesiásticos. Estudió bachiller en Decretos y fue designado maestrescuela de la iglesia de Almería en 1492. Su carrera como inquisidor comenzó en Jerez de la Frontera entre 1493 y 1495. Posteriormente, en 1499, fue elegido como el encargado del Tribunal de la Inquisición en Córdoba, donde ganó notoriedad por su política represiva.

En 1504, Lucero llevó a cabo el auto de fe más impactante en Córdoba, condenando a un gran número de personas acusadas de herejía y judaísmo. Su intransigencia religiosa también lo llevó a procesar a figuras prominentes, como fray Hernando de Talavera, antiguo confesor de la reina Isabel la Católica.

La caída de Lucero ocurrió en 1506, cuando la llegada de la reina Juana I y su esposo Felipe el Hermoso debilitó su posición. La nobleza, descontenta con su política represiva, incitó a la población a rebelarse. El pueblo cordobés, harto de Lucero, asaltó el Alcázar para liberar a más de 400 presos y buscar venganza contra el inquisidor. Lucero, temeroso por su vida, tuvo que huir para salvarse.

Este episodio marcó el fin de la carrera de Lucero y de Diego de Deza, el arzobispo de Sevilla. Ambos fueron destituidos, y el cardenal Cisneros asumió el cargo de inquisidor general. La Congregación General de 1508 en Burgos se convocó para abordar las irregularidades de Lucero y otros inquisidores, resultando en la restitución de honores y la liberación de presos.

Diego Rodríguez de Lucero falleció en Sevilla el 28 de diciembre de 1534, pero su nombre quedó grabado en la historia como un oscuro personaje de la Inquisición española. Su legado está marcado por el terror y la represión que impuso durante su controvertido periodo como inquisidor en Córdoba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te puede interesar...

  • La Noche Toledana
    La Noche Toledana

    Hoy quiero compartir con ustedes una leyenda oscura y sangrienta que ocurrió en la hermosa ciudad de Toledo, en el actual Paseo de San Cristóbal. Esta leyenda es conocida como «La …

    La Leyenda del Crimen de MariCuchilla
    La Leyenda del Crimen de MariCuchilla

    En el día de hoy, les contaremos una historia escalofriante que ha aterrorizado a muchas generaciones en Oviedo. Se trata de la leyenda de Maricuchilla, una joven misteriosa y herm…

    La leyenda del Cazador Maldito
    La leyenda del Cazador Maldito

    Les contaré una historia llena de misterio y condena eterna. Se trata de la historia del Ehiztari beltza, La leyenda del Cazador Maldito. Según el antropólogo Julio Caro Baroja se …

    Los Almendros de Medina Azahara
    Los Almendros de Medina Azahara

    Hace muchos siglos, cuando España todavía era Al-Ándalus, existía una ciudad palatina como ninguna otra, construida por el poderoso califa Abderramán III, una ciudad que bien …

    Pedro El Cruel y el Candilejo de Sevilla
    Pedro El Cruel y el Candilejo de Sevilla

    En el día de hoy, les traemos una de las historias más comentadas y conocidas, se trata de la leyenda del Candilejo de Sevilla. Resulta, que en la ciudad de Sevilla, allá por el si…

    La Leyenda de la Cruz de Caravaca
    La Leyenda de la Cruz de Caravaca

    Hoy hablaremos sobre la famosa Leyenda de la Cruz de Caravaca, un símbolo lleno de poder y protección que ha sido objeto de fascinantes historias a lo largo del tiempo. Cuenta la h…

  • No puedes copiar el contenido de esta página