Saltar al contenido
Masacre de Calacoaya
Portada » En 1520 se produce la Masacre de Calacoaya, los ejércitos de Hernán Cortés atacan por sorpresa al pueblo mexica de Calacoaya.

En 1520 se produce la Masacre de Calacoaya, los ejércitos de Hernán Cortés atacan por sorpresa al pueblo mexica de Calacoaya.

La Masacre de Calacoaya, ocurrida el 2 de julio de 1520, es un episodio significativo en la historia de la conquista de México, marcado por la brutalidad de los ejércitos españoles bajo el mando de Hernán Cortés. Este ataque sorpresa contra el pueblo mexica de Calacoaya fue la segunda acción militar de Cortés en su campaña por la conquista del imperio azteca, justo después de la famosa «Noche Triste».

Calacoaya, ubicada en lo que hoy es el municipio de Atizapán de Zaragoza en el Estado de México, era un pueblo mexica de origen nahua. Este pueblo formaba parte de la Triple Alianza junto con México-Tenochtitlán, Texcoco y Tlacopan. En tiempos prehispánicos, Calacoaya contaba con asentamientos bien edificados y una población cosmopolita debido a la variedad de etnias que habitaban la región.

La Masacre de Calacoaya tuvo lugar en un contexto de retirada y desesperación por parte de los españoles. El 30 de junio de 1520, Hernán Cortés y sus fuerzas se vieron obligados a huir de Tenochtitlán tras un enfrentamiento violento con los mexicas, conocido como la Noche Triste. Durante su retirada, sufrieron graves bajas mientras cruzaban la calzada México-Tacuba, y al llegar a Tacuba, fueron repelidos sin poder encontrar refugio. Esta derrota obligó a Cortés a buscar seguridad en Totoltepec (actualmente Naucalpan), donde encontraron refugio temporal cerca del Cerro de Moctezuma.

En Totoltepec, Cortés recibió apoyo de los indígenas de Teocalhueyacan (San Andrés Atenco), quienes proporcionaron alimentos y provisiones. Sin embargo, estos indígenas también expresaron sus quejas contra los habitantes de Calacoaya, quienes eran aliados de Tenochtitlán. Aprovechando esta oportunidad para vengarse y demostrar su poder, Cortés decidió atacar Calacoaya.

El 2 de julio de 1520, los ejércitos de Cortés llevaron a cabo un ataque sorpresa y despiadado contra el pueblo de Calacoaya. La violencia del ataque fue devastadora; cientos de habitantes fueron masacrados, y el pueblo fue saqueado e incendiado. Bernardino de Sahagún, en su «Historia general de las cosas de la Nueva España», describe el evento con detalle, destacando la crueldad y la injusticia del ataque:

«Y cuando hubieron llegado a un sitio que se llama Calacoayan, en una cañada, un poco arriba, allí donde hay cercas de piedra, mataron y apuñalaron los españoles a la gente. No les habían salido al frente las gentes de allí, los habitantes de Calacoayan: sin culpa suya fueron matados. En ellos desquitaron su ira, en ellos vaciaron su venganza.»

La masacre dejó una huella indeleble en la historia de la conquista de México, ilustrando la brutalidad de las campañas de Hernán Cortés y la violencia a la que fueron sometidos los pueblos indígenas. Hoy en día, los restos de Calacoaya forman parte de la zona arqueológica del mismo nombre, recordando un capítulo sombrío en la historia de la región.

La Masacre de Calacoaya es un ejemplo de los numerosos episodios de violencia y represión que marcaron la conquista española. Este evento resalta la resistencia y el sufrimiento de los pueblos indígenas ante la invasión y la colonización, así como la complejidad y las múltiples facetas de la historia de la conquista de México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No puedes copiar el contenido de esta página