Saltar al contenido
El obispo de Zamora protagoniza un intento de fuga
Portada » En 1526, El obispo de Zamora protagoniza un intento de fuga del Castillo de Simancas, donde se encontraba prisionero por su implicación en la Rebelión de las Comunidades.

En 1526, El obispo de Zamora protagoniza un intento de fuga del Castillo de Simancas, donde se encontraba prisionero por su implicación en la Rebelión de las Comunidades.

En 1526, el obispo de Zamora, Antonio de Acuña, desempeñó un papel destacado en un episodio crucial durante la Rebelión de las Comunidades de Castilla contra las políticas del rey Carlos I. Encarcelado en el Castillo de Simancas, donde cumplía su pena por su implicación comunera, Acuña intentó fugarse, protagonizando un suceso que marcó su destino.

Antonio Osorio de Acuña, nacido en Valladolid en 1453, provenía de una familia noble y clerical. Hijo de Luis Osorio de Acuña, obispo de Segovia, y Aldonza de Guzmán, Acuña recibió formación en la Orden de Calatrava y posteriormente desempeñó roles diplomáticos y eclesiásticos, llegando a ser obispo de Zamora en 1506.

Sin embargo, su vida dio un giro significativo al unirse a las filas comuneras durante la Guerra de las Comunidades de Castilla en 1521. Participó activamente en la toma de Magaz de Pisuerga y otros eventos clave. Tras la derrota comunera en Villalar en 1521, Acuña fue recluido en el Castillo de Simancas por orden de Carlos I.

El intento de fuga de Acuña en 1526 evidenció su desesperación y resistencia ante su encarcelamiento. A pesar de sus esfuerzos, el plan fracasó, y un mes después, el 25 de febrero de 1526, fue sentenciado a garrote vil en el mismo castillo donde intentó escapar.

Este dramático episodio marcó el fin de la vida de Acuña, quien pagó con su vida su participación en la Rebelión de las Comunidades. Su legado se entrelaza con los tumultuosos eventos de la época, reflejando las tensiones políticas, sociales y religiosas en el siglo XVI en España. La ejecución de Antonio de Acuña resalta la brutalidad de la represión post-Villalar y la firmeza de la monarquía en la supresión de cualquier desafío a su autoridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Te puede interesar...

  • La Noche Toledana
    La Noche Toledana

    Hoy quiero compartir con ustedes una leyenda oscura y sangrienta que ocurrió en la hermosa ciudad de Toledo, en el actual Paseo de San Cristóbal. Esta leyenda es conocida como «La …

    La Leyenda del Crimen de MariCuchilla
    La Leyenda del Crimen de MariCuchilla

    En el día de hoy, les contaremos una historia escalofriante que ha aterrorizado a muchas generaciones en Oviedo. Se trata de la leyenda de Maricuchilla, una joven misteriosa y herm…

    La leyenda del Cazador Maldito
    La leyenda del Cazador Maldito

    Les contaré una historia llena de misterio y condena eterna. Se trata de la historia del Ehiztari beltza, La leyenda del Cazador Maldito. Según el antropólogo Julio Caro Baroja se …

    Los Almendros de Medina Azahara
    Los Almendros de Medina Azahara

    Hace muchos siglos, cuando España todavía era Al-Ándalus, existía una ciudad palatina como ninguna otra, construida por el poderoso califa Abderramán III, una ciudad que bien …

    Pedro El Cruel y el Candilejo de Sevilla
    Pedro El Cruel y el Candilejo de Sevilla

    En el día de hoy, les traemos una de las historias más comentadas y conocidas, se trata de la leyenda del Candilejo de Sevilla. Resulta, que en la ciudad de Sevilla, allá por el si…

    La Leyenda de la Cruz de Caravaca
    La Leyenda de la Cruz de Caravaca

    Hoy hablaremos sobre la famosa Leyenda de la Cruz de Caravaca, un símbolo lleno de poder y protección que ha sido objeto de fascinantes historias a lo largo del tiempo. Cuenta la h…

  • No puedes copiar el contenido de esta página