Saltar al contenido
Portada » Las Sirenas de Galicia y el Linaje de los Mariños

Las Sirenas de Galicia y el Linaje de los Mariños

Las Sirenas de Galicia

En el día de hoy vamos a viajar a tierras gallegas para descubrir la leyenda de la Sirena y el noble linaje de Los Mariños. Esta emocionante historia de amor y fantasía forma parte de las tradiciones populares que se comparten en varios lugares del mundo como Gran Bretaña, Gales, Galicia e Irlanda. Prepárense para conocer este relato lleno de magia y romance.

Todo comienza con el Conde Froilán, un noble sabio y justo que era muy querido por sus vasallos en las tierras britonienses. Poco se conoce del origen de Froilán, aunque se contaba que era un extranjero que se habia instalado en la isla huyendo de su lugar de origen, otros afirmaban que se trataba del mismísimo Roldán, que, lejos de haber muerto en Roncesvalles como se relata en la Canción de Roldan, habia conseguido escapar de la batalla y retirarse a tierras gallegas, en concreto a la Isla de Sálvora.

A Froilán le encantaba pasear a caballo por sus dominios y charlar con la gente de la zona, le gustaba cabalgar por la orilla de la playa mientras se maravillaba de las hermosas vistas y se dejaba cautivar por el sonido del mar.

Un día, durante uno de sus paseos a caballo, divisó desde un acantilado a una misteriosa mujer semidesnuda descansando en la playa. Según avanzaba consiguió ver mejor a esta mujer, y se dio cuenta de que en realidad se trataba de una sirena. Froilán, curioso y cautivado por su belleza, se acercó sigilosamente a ella y se quedó tan prendado de aquella sirena, que sin mediar palabra la subió a lomos de su caballo y la llevó hasta su Hogar. Una vez allí , todos sus siervos y vasallos quedaron asombrados por la extraordinaria criatura marina que traía Froilan, preguntándose como era posible que una criatura de tal belleza existiera en aquellas tierras.

Froilan subió a la sirena hasta sus aposentos, y una vez allí observo como sus escamas comenzaban a caerse, con mucho cuidado y mucha paciencia, le fue quitando las escamas una a una, hasta que, pasado un buen rato, la sirena se habia convertido en una esplendida mujer. Froilan se quedo mirándola un buen rato, admirando su belleza, hasta que no pudo resistir el impulso de tomarla entre sus brazos, recorrió con dulzura su piel y finalmente la poseyó.

Al día siguiente Froilan se dio cuenta de que no conocía el nombre de la mujer, pero al preguntárselo se dio cuenta de que era incapaz de responder, no solo no podía decirle su nombre, si no que era incapaz de articular palabra alguna. El noble se habia enamorado perdidamente de la mujer, y, puesto que venia del mar, decidió llamarla Mariña.

Con el tiempo, el amor de Froilán fue correspondido, y ambos enamorados pasaban todo el tiempo juntos, montando a caballo y mirándose con ternura. El conde intentaba enseñarle a hablar, pero la condición de mujer-pez de Mariña le impedía pronunciar palabras, solo conseguía emitir ruiditos incomprensibles. A pesar de la dificultad de comunicarse, su amor era tan fuerte que decidieron casarse y pronto tuvieron un hermoso hijo.

Todo cambió en la noche de San Juan, una velada mágica donde todos disfrutaban de las hogueras encendidas. Mariña, que nunca habia visto aquella tradición, sostenía a su hijo en brazos, mientras observaba feliz las danzas y los saltos de la gente encima de las hogueras, fue entonces cuando, de repente, Froilán le arrebató al niño y salió corriendo hacia la hoguera, con intención de saltarla con su hijo. Mariña, que desconocía la costumbre, pensó que su marido habia perdido la razón, o que estaba siendo victima de algún hechizo que hacia que quisiera tirar al niño a la hoguera.

Y en ese momento de angustia, la sirena gritó desesperadamente:

«¡Froilán! ¡Hijo!»

Milagrosamente, el susto hizo que a la sirena se le desprendiera un trozo de carne de su garganta y que asi pronunciara sus primeras palabras y desde aquel momento, Mariña pudo hablar con normalidad. Todos en el castillo celebraron este sorprendente acontecimiento y Froilán fue el más feliz de todos al escuchar la voz de su amada. De ese modo la felicidad de la pareja fue plena, compartieron largos años de amor que dieron origen al linaje de los Mariños.

Con el paso del tiempo, los descendientes de Froilán y Mariña, alcanzaron fama en el Reino de Galicia gracias a su dedicación a la poesía. Componiendo hermosas composiciones líricas, contribuyeron a la riqueza cultural y literaria del Reino.

Algunos relatos de esta leyenda cuenta que, al morir Froilán, Mariña volvió al mar pero poniendo una condición a su descendencia, y es que cada generación debía de entregarle un hijo, para que ella se lo llevase a vivir al mar.

Y así concluye esta maravillosa leyenda de amor, magia y misterio. Los Mariños dejaron un legado poético que perdura en la historia y en los corazones de la zona. Esperamos que esta historia os haya atrapado tanto como a nosotros y que disfrutéis compartiéndola con otros.

Aquí os dejamos el episodio del podcast, ¡esperamos que lo disfrutéis y que os suscribáis si os gustan estas leyendas!

Te puede interesar…

Salt de la Bella Dona
Salt de la Bella Dona

Hoy quiero contarles una de las leyendas más famosas y misteriosas de Mallorca: el ‘Salt de la…

Pedro El Cruel y el Candilejo de Sevilla
Pedro El Cruel y el Candilejo de Sevilla

En el día de hoy, les traemos una de las historias más comentadas y conocidas, se trata de la leyend…

Macías el enamorado
Macías el enamorado

Hoy les contaré la conmovedora historia de Macías el Enamorado, un trovador cuyo destino fue sellado…

Los Amantes de Teruel
Los Amantes de Teruel

Seguro que has escuchado mil veces hablar sobre los amantes de Teruel pero no conoces su leyenda, ho…

Los Almendros de Medina Azahara
Los Almendros de Medina Azahara

Hace muchos siglos, cuando España todavía era Al-Ándalus, existía una ciudad palatina como ninguna o…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No puedes copiar el contenido de esta página