Saltar al contenido
Vicente del Bosque
Portada » En 2016, se retira de la carrera de entrenador el marqués Vicente del Bosque en la selección de fútbol de su país.

En 2016, se retira de la carrera de entrenador el marqués Vicente del Bosque en la selección de fútbol de su país.

El 4 de julio de 2016, Vicente del Bosque, el icónico entrenador que llevó a la selección española de fútbol a sus mayores éxitos, anunció su retiro como entrenador de la selección nacional. Este anuncio marcó el fin de una era dorada para el fútbol español, dejando un legado imborrable en la historia del deporte.

Vicente del Bosque González, nacido en Salamanca el 23 de diciembre de 1950, se consolidó como uno de los entrenadores más exitosos y respetados del fútbol mundial. Del Bosque, I marqués de Del Bosque, no solo destacó como entrenador, sino también como jugador, desarrollando la mayor parte de su carrera en el Real Madrid. Como futbolista, jugó 339 partidos oficiales con el club, logrando cinco títulos de Liga y cuatro Copas del Rey.

Su trayectoria como entrenador es igualmente impresionante. Dirigió al Real Madrid entre 1999 y 2003, consiguiendo una Copa Intercontinental, dos Ligas de Campeones y dos Ligas, entre otros títulos. Sin embargo, su mayor reconocimiento llegó como seleccionador nacional de España, cargo que ocupó desde 2008 hasta 2016. Bajo su dirección, la selección española alcanzó la cima del fútbol mundial al ganar la Copa Mundial de la FIFA en 2010 y la Eurocopa en 2012.

Del Bosque se convirtió en el único entrenador en la historia en ganar tanto la Copa del Mundo como la Eurocopa con una selección y la Liga de Campeones con un club. Su habilidad para gestionar equipos, su capacidad táctica y su liderazgo tranquilo pero firme, fueron clave para estos logros. Su éxito se refleja en su impresionante porcentaje de victorias, con un 76%, superando a entrenadores legendarios como Gusztáv Sebes y Vicente Feola.

La despedida de Del Bosque de la selección llegó tras la Eurocopa 2016, donde España fue eliminada en octavos de final por Italia. A pesar de este revés, su legado ya estaba asegurado. Durante su mandato, España no solo ganó títulos, sino que también desarrolló un estilo de juego que cautivó al mundo entero, conocido por su posesión y precisión, características del «tiki-taka».

El impacto de Del Bosque en el fútbol español va más allá de los trofeos. Su gestión del equipo, basada en el respeto y la humildad, y su capacidad para mantener la unidad y motivación de un grupo lleno de estrellas, fueron aspectos fundamentales de su éxito. Además, su figura ha sido siempre un ejemplo de deportividad y profesionalismo, ganándose el respeto y la admiración de jugadores, aficionados y colegas por igual.

En reconocimiento a sus logros, el rey Juan Carlos I le otorgó el título de marqués de Del Bosque en 2011. Su influencia en el fútbol español y mundial es innegable, y su legado perdurará durante generaciones. La retirada de Vicente del Bosque marcó el final de una etapa gloriosa para el fútbol español, pero su impacto y contribuciones seguirán siendo recordados y celebrados en los anales del deporte rey.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No puedes copiar el contenido de esta página